¿Cómo se pueden formar equipos efectivos?

Si se desea desarrollar equipos que sean productivos y efectivos es necesario tener en cuenta cada uno de los siguientes puntos a mencionar, partiendo de analizar a cada posible integrante y teniendo en cuenta que estos deben trabajar de acuerdo a los objetivos de la empresa.

Inteligencia colectiva

Para la elaboración y desarrollo de un equipo se necesita contar con la inteligencia colectiva y esta proviene de las dinámicas que el equipo es capaz de generar.  Existen ciertos factores que definirán la presencia de la inteligencia colectiva. Una de las más importantes es la sensibilidad social dentro del grupo; se ha observado que aquellos grupos en los que solo una o dos personas dominan son colectivamente menos inteligentes y menos productivos, al tener un equilibrio de estos dos elementos se consigue una participación equitativa.

Alineación

Con el fin de lograr acciones que beneficien a la empresa, es preciso que exista una alineación dentro del equipo ya que hará efectivas las tareas realizadas por el grupo. Dichas acciones de la agrupación estarán encaminadas o ligadas a las prioridades establecidas por la organización.  Al contar con la alineación del equipo, se obtienen múltiples beneficios, en donde los integrantes se van a sentir valorados y escuchados, por otro lado, los objetivos son alcanzados con mayor facilidad; esto favorecerá tanto a la compañía como a los miembros de esta.

Para alcanzar la alineación en los equipos, se pueden llevar a cabo maniobras, tales como:

  • Motivar y conseguir integración dentro del equipo, por medio de actividades.
  • Establecer una mayor comunicación a través de reuniones entre estos y los de alto mando.
  • Fomentar el estado de pertenencia entre el miembro y la compañía.
  • Reconocer a los equipos como piezas clave de la organización, al igual que sus trabajos y responsabilidad.

Diálogos y decisión

El diálogo es el principio básico dentro del desarrollo de un equipo, sin este no habría comunicación efectiva entre los integrantes debido a que el diálogo permite el flujo libre y

creativo de ideas y opiniones. Es vital que dentro del grupo exista la iniciativa de dialogar y del estar dispuestos a prestar atención a los demás. Al conseguirlo, habrá una mejor toma de decisiones, formación de ideas, de soluciones a problemas y de obtener una mejor comprensión, cosa que no se podría lograr individualmente.

Rutinas defensivas

Debemos de tener muy en cuenta que los conflictos, dentro de todos los equipos y de la empresa, son inevitables y normalmente se generan al haber distintas ideas u opiniones acerca de un mismo tema. Este tipo de prácticas pueden conducir al equipo a un estado de conformismo lo cual generaría que la toma de decisiones se postergue y su ejecución sea inefectiva.  Aquellos equipos con una gran cantidad de rutinas defensivas suelen ser mediocres.

Suspender los supuestos

Se entiende como supuestos a los prejuicios, creencias, generalizaciones y ciertas opiniones que un individuo puede formar. Es primordial aclarar que no es necesario que se desechen los supuestos, sino que se lleve a cabo un análisis acerca de estas opiniones porque en muchas ocasiones sólo quedan en un “supongo” sin tener hechos o información que respalden tu parecer.

Actuar como colegas

 Anteriormente ya se había mencionado que no se deben de marcar jerarquías para que el flujo de diálogo sea más dinámico, a fin de que cada individuo pueda ser partícipe. El actuar como colegas refuerza y mejora las relaciones, al igual que el ambiente laboral y la comunicación dentro de la empresa.

Revelar nuestras actitudes defensivas

Se debe de tener mucho cuidado en cuestión de las actitudes defensivas puesto que estas conductas pueden afectar la comunicación, la moral, productividad y la seguridad dentro de la organización, frenando toda iniciativa de trabajar en equipo, provocando cierto desagrado y fastidio en el trabajo. Algunos métodos que usan para evitar estos comportamientos es el no tomar partido por ningún miembro, tratar de enfriar la situación para analizar y reflexionar acerca de cómo se originó el problema. Se deben de medir las palabras a emplear, evitar cualquier tipo de discusión y ser diplomáticos en todo momento.

 Analizar a los integrantes que forman parte del equipo nos ayudará a formar grupos que sean capaces de llevar a cabo el trabajo a desear, es por esto que es necesario llevar a la práctica estos puntos, para que haya mejora en la productividad de la empresa, aunque también existen ciertas técnicas que, acompañadas con lo ya mencionado, puede ayudar a fomentar la integración en el equipo, como lo es el software erp.