Lo que debes saber para tu primer empleo

El primer empleo siempre nos pone nerviosos y esto se debe a muchos motivos. Cuando salimos de la universidad nos sentimos perdidos, pues la mayor parte de las personas no hemos tenido experiencia profesional mientras estudiamos, por lo tanto cuando salimos nos sentimos perdidos y sobre todo pensamos que no estamos preparados para nada y ¡Oh sorpresa! Efectivamente en la mayoría de los lugares nos piden experiencia profesional y si no contamos con ella, no nos contratan o nos ofrecen un sueldo bastante bajo, es triste, pero es una realidad y es mejor que lo sepamos para que así no nos tome por sorpresa y no esperemos que en cuanto terminemos nuestra carrera e ingresemos al mundo laboral, nos va a ir de lujo, porque esto es un engaño totalmente. 

Las oportunidades laborales son diferentes para cada persona y honestamente muchas veces se trata de cuestión de suerte, sin embargo algo que es una realidad es que para lograr lo que deseamos tenemos que echarle muchas ganas, desde nuestro primer empleo, los inicios son sumamente importantes, pues estos ayudarán a definir el camino que nuestra vida profesional va a seguir. Por esto es de vital importancia que no nos desanimemos y que pensemos en que aunque tal vez nuestro primer trabajo no sea el mejor, tenemos que echarle todas las ganas posibles, y tenemos que ir pensando y definiendo qué es lo que queremos, de esta forma nos crearemos una meta que nos será muy sencilla de seguir y que por ende nunca perderemos de vista el objetivo por el cual estamos donde estamos en ese momento. 

Algo sumamente importante es que tomemos en cuenta que nuestro primer empleo (terminando la carrera) debe de ir enfocado hacia lo que nosotros nos queremos dedicar o al menos algo que nos guste, si es que no sabemos a qué nos queremos dedicar, pues de esta forma empezaremos mucho más rápido a trazar el camino hacia nuestra meta. 

Lo primero que tienes que saber es que tienes que realizar un curriculum y llenar una solicitud para postularte, la cual entregarás a Recursos Humanos en la empresa y este a través de su sistema de RH se encargará de decidir si eres apto para el empleo o no. Por este motivo es importante que consideres causar la mejor impresión posible tanto en la presentación de tus documentos como en la entrevista que seguramente te harán para determinar si eres apto para el puesto o no. 

Es importante que no tengas expectativas muy altas de tu primer empleo. OJO, esto no significa que seas conformista, al contrario, significa que si no te sientes cómodo y no sientes que puedes crecer donde estás, sigas buscando, sin embargo si no cuentas con el mejor sueldo, pero ves que hay muchas posibilidades de aprender, sigue ahí y échale todas las ganas que puedas, pues esto te ayudará a crecer profesionalmente y de esta forma posteriormente podrás obtener un empleo donde ganes mucho mejor o incluso podrás ser emprendedor, dependiendo de lo que tu desees, pero la práctica y la experiencia es indispensable y eso es algo que se suele obtener desde el primer empleo.