NowhereMan

Business & Personal Development Blog

Cómo ser un buen vendedor

En el mundo en el que nos movemos actualmente es muy importante saber vender, pues básicamente todo se reduce a eso, el si y una persona tiene éxito o no en la vida queda definido principalmente por el hecho de si sabe vender o no. Así es y muchas personas no lo creen porque piensan que con vender nos referimos a la venta exclusiva de productos o servicios y a su promoción. Cuando en realidad no es así,  no importa si una persona se quiere dedicar a la venta de artículos religiosos o si quiere ser un arquitecto o un abogado, cualquiera de estos necesita saber vender, y a continuación te decimos porqué. 

Bueno pues para empezar es muy importante que sepamos que tal y como se mencionó anteriormente vender no se trata únicamente de ofrecer un producto a una persona, sino que también tenemos que saber ofrecer lo que sabemos hacer, pues por ejemplo si somos abogados y queremos trabajar en un bufete de abogados muy famoso en nuestra ciudad, tenemos que saber vendernos a nosotros mismos, y la única forma en la que podemos lograr esto es sabiendo vendernos, tal y como venderíamos un producto, hablando sobre todos los beneficios que se podrían obtener, sobre todas las utilidades y la conveniencia de adquirirlo. 

Si tenemos muchos conocimientos, si somos buenos en lo que hacemos, pero no sabemos cómo demostrarlo, puede que no tenga mucha utilidad, pues ni siquiera llegaremos a la etapa donde nos dan oportunidad de demostrar para qué es que somos buenos y todo lo que podemos lograr para el lugar en el cual queremos trabajar. Un vendedor tiene que ser una persona muy segura, pues de otra forma no logrará convencer a nadie de comprarle, y es que la seguridad es algo que se transmite y que se nota y que si podemos hacérselo notar a la otra persona seguramente obtendremos los mejores resultados. 

Piensa simplemente cuántas veces has comprado cosas que no necesitabas o que al final resultaron no ser de tu agrado o de mala calidad y te preguntaste ¿en qué estaba pensando cuando compré esto? Bueno, pues probablemente fuiste persuadido por un muy buen vendedor que por un breve momento te convenció de que necesitabas ese producto y si lo necesitas ahora o no, ya no es realmente relevante, pues a final de cuentas lo compraste y el vendedor obtuvo su ganancia. Y aunque tú no seas alguien que se quiere dedicar a las ventas no puedes negar que tener ese poder de convencimiento te sería muy útil en tu vida diaria. 

La mayor parte de las personas que tienen éxito en la vida son las que saben vender, porque saben vender productos, sus ideas, su tiempo, sus conocimientos, y todo, te pueden vender una servilleta si así lo desean y de ahí es que deriva su éxito, por eso es importante que todos aprendamos a ser buenos vendedores, que tengamos un poco más de seguridad, para de esta forma poder conseguir el éxito que tanto deseamos.

Blog